EN LOS ÚLTIMOS AÑOS HA CRECIDO LA “FORMACIÓN DE DEMANDA” ENTRE LA QUE SE ENCUENTRAN LOS CURSOS DE TPC  


Esta formación se refiere a los cursos que las empresas desarrollan por su propia cuenta y que bonifican a través de la cotización social; De esta manera, las empresas son capaces de acercar las necesidades formativas de sus trabajadores a la cualificación necesaria que requieren algunos puestos de trabajo.

 

En la mayoría de los casos, según las estadísticas, muchas empresas utilizan los sistemas de bonificaciones para conseguir nuevas destrezas, como los idiomas o la informática, pero cada vez son más los empresarios que ponen este servicio a disposición de las necesidades reales de sus trabajadores y actualizan sus conocimientos en prevención de riesgos laborales así como en las diferentes modalidades de la tarjeta profesional de la construcción.

 

Esta recualificación del sector también se deja notar en nuestra zona donde aumenta la demanda de formación de cursos de TPC en modalidades como Operador de Aparatos Elevadores, Movimientos de Tierra o incluso Instalaciones, reparaciones, montajes, estructuras metálicas, cerrajería y carpintería metálica, cursos que se realizan bajo demanda específicamente para empresas de nuestra comarca.

Esta sábado 15 de marzo se formaban en las aulas de Cenforade nuevos alumnos en el curso de Movimiento de Tierras mientras que el jueves y viernes anterior lo hacían profesionales del sector en el curso de Instalaciones, reparaciones, montajes, estructuras metálicas, cerrajería y carpintería metálica.

 

Para los trabajadores es importante mantener al día su documentación reglamentaria que le permita trabajar en el sector, de lo contrario y ante la necesidad de avanzar, las empresas reajustarán sus plantillas con personal preparado; además las empresas del sector deben prepararse y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado ofreciendo garantías, precios razonables y sobretodo, cumpliendo las normativas oportunas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0